Resumen

El Terremoto de Limón del 21 de abril de 1991 tuvo un impacto sobre los organismos de la zona de entremareas, el sublitoral somero, y los arrecifes coralinos. Todos los organismos expuestos por el levanlamienlo murieron poco después. En el arrecife coralino del Parque Nacional Cahuita se observaron corales quebrados, grietas en la estructura arrecifal y desplome del frente del arrecife, la laguna de Punta Cahuita se ha recuperado y se ha observado reclutamiento de corales en los arrecifes. Arrecifes fósiles levantados indican que lo que se experimentó con el Terremoto de Limón ha estado sucediendo por mucho tiempo.