Resumen

El Terremoto de Limón (22/4/91, Ms =7,5), causó daños muy importantes en Costa Rica y Panamá. Cerca de 3000 km2 fueron afectados por la licuefacción de suelos. Esta se desarrolló a lo largo de las tierras bajas del sector oriental del litoral Caribe, Provincia de Limón (e.g. Matina, Moín, Banano, Sixaola) y Changuinola y Almirante (Bocas del Toro en Panamá).

Los sectores en los que se desarrolló la licuefacción se pueden clasificar en tres tipos: l) bancas aluviales continentales; 2) barras arenosas litorales y playas (cordones) y 3) áreas litorales, márgenes de los estuarios y lagunas.

La Carretera Nacional No. 32 que conecta San José con Puerto Limón y varios de sus puentes, entre las localidades de Siquirres y Moín sufrieron graves daños originados por la licuefacción. En los cordones litorales, barras arenosas playeras, contornos de los estuarios, canales y lagunas litorales, la deformación y movimientos se desarrollaron aprovechando las suaves pendientes formadas hacia las depresiones, lo que generó una intensa fracturación del suelo. Dentro del sector litoral y sobre los ríos, cuatro puentes de importancia, en la carretera No. 36 fueron totalmente destruidos por esta misma causa.