Resumen

Se presentan datos geoquímicos de las lavas de cuatro pares de estratovolcanes Cuaternaios (Cordillera de Guanacaste), de pequeños afloramientos de lavas básicas en el frente de arco volcánico (VF) y de unidades paleovolcánicas (edad Pliocena-Pleistocena) localizadas en el norte de Costa Rica. Las lavas más evolucionadas de la serie calcoalcalina están presentes en los volcanes andesíticos Rincón de la Vieja y Miravalles y en los domos de Cañas Dulces (dacitas-riolitas) y de Bijagua (andesitas) , usualmente con altos contenidos en Zr, Ba y Rb. Todos estos volcanes se desarrollaron sobre un basamento regional constituido por lavas (Plioceno-Pleistoceno) de composición basáltica hasta dacítica, denominadas lavas Pre-Neovolcánicas (PNL). Las lavas intraignimbritas (IIL, Plioceno) poseen claramente una tendencia diferente con respecto a los volcanes, en especial en los altos de TiO2 y P2O5. Ambas unidades antiguas muestran una tendencia toleítica transicional hacia la calcoalcalina. La cristalinización fraccionada es el mecanismo dominante en la generación del amplio ámbito de composicion magmálica observada. Las Iavas menos evolucionadas corresponden con las de los volcanes Orosí, Cacao y el cono Las Parcelas (volcán Tenorio) y también con una serie de pequeños y aislados afloramiemos de lavas y escorias básicas (IBL) localizadus 20-26 km al frente del arco volcánico. Estas rocas corresponden con basaltos y andesitas basálticas toleíticas, ricas en alumina, o transicionales a basaltos alcalinos. La geoquímica de las lavas de Guanacaste sugiere que éstas son cogenéticas, pero se requiere de cierta heterogeneidad en la fuente para poder explicar varios de los aspectos petrológicos tratados.