Resumen

En Costa Rica se ha constatado la existencia de por lo menos 25 localidades en las que se han encontrado restos de megamamíferos  fósiles. En Bajo Barrantes (San Ramón) se halla una asociación de fauna Villafranquiense (?) de origen Sudamericano representada por Toxodon aff. platensis, megaterios y milodontes. Además, se ha verificado que durante el Cuaternario deambulaban por esta región de América Central diversas especies de proboscídeos tales como el Mammuthus aff. imperator y el Cuvieroneus huodon y otros mamiferos, entre ellos el Equus sp. El Mammuthus aff. imperator presenta la distribución geográfica más austral de América conocida hasta el momento. Si se toma en consideración los hallazgos de bisontes en Nicaragua, se concluye que la región comprendida antre el Sur de Nicaragua y el área Central de Costa Rica, posee la máxima extensión de algunas especies de grandes mamíferos; diversos accidetes geogŕaficos pudieron haber retardado su migración. La coexistencia con el hombre en los albores del Holoceno pudo ser un factor adicional de los que contribuyeron a su extinción. Los restos de vertebrados que se encuentren estratigráficamente entre ignimbritas o infrayaciendo a éstas, poseen poca posibilidad de estar asociados con restos o utensilios  humanos, mientras que los hallazgos sepultados en rocas volcánicas o sedimentos Holocénicos, presentan gran probabilidad de coexistencia con el hombre.