Resumen

La erupción histórica más grande registrada en el Irazú, se inició el 16 de febrero de 1723 y se extendió por lo menos hasta el 11 de diciembre de ese año. El presente trabajo analiza críticamente los depósitos expuestos en la cima del Irazú, y se comparan con el relato del gobernador español, don Diego de la Haya, la única crónica de dicha erupción. La erupción se inicia con un depósito de oleada piroclástica freática (< 10 cm de espesor), con estructura de impacto por bloques. Está sobreyacida por un depósito de escorias andesítico basálticas (6 m de espesor), no gradadas, altamente vesiculares (22-59 vol. %), conformado mayoritariamente por bombas y lapilli, con algo de lapilli alterado hidrotermalmente (1-7 vol. %) y poco lapilli andesítico vesicular blancuzco (< 1%). Estos depósitos se interpretan como del tipo estromboliano, volumétricamente dominantes en las facies proximales, que debieron de construir un cono de escorias efímero al finales de febrero de ese año. Sobreyaciendo se presenta un depósito freatomagmático (<1,2 m de espesor) de cenizas grises de caída y de oleada, finamente estratificado y laminado, algunas con pliegues sinvolcánicos y estructura de impacto. La erupción fue acompañada por temblores volcano-tectónicos someros (MMI VI-VII, magnitud ML ~5,5) que posiblemente facilitaron la interacción magma/agua. Las bombas andesítico-basálticas (SiO2: ~53-55 wt.%) contienen fenocristales de plagioclasa (6,1-21,6 vol.%, An52-35), clinopiroxeno (2,5-10 vol. %), ortopiroxeno (0,7-2 vol. %), olivino (0,1-2,2 vol. %; Fo76-88) y óxidos de Fe-Ti (0,1-1%), en una matriz (66,5-90,3 vol. %), dominada por plagioclasa (An69-54), clinopiroxeno, opacos y vidrios café y negro con el mismo rango de composición química (SiO2: 57-64 wt.%). Las pómez casuales de lapilli blancas, presentes dentro del depósito de escorias negras, corresponden con andesitas hornbléndicas (SiO2: 58-60 wt. %) ricas en K, geoquímicamente no relacionadas con el depósito escoriáceo. Así, dos diferentes magmas coexistieron en la cámara magmática, que se mezclaron poco tiempo antes de la erupción, pudiendo haber sido un mecanismo disparador.
Palabras clave: erupciones strombolianas y freatomagmáticas, litofacies proximales, sismicidad volcano tectónica, mezcla de magmas, volcán irazú, costa rica