Resumen

La región meridional del istmo centroamericano se originó por la subducción de la placa del Pacifico por debajo de la del Caribe. E/ levantamiento del puen-te-istmo a partir del fondo oceánico pre-Campaniense se materializó en las si-guientes etapas: a) un estadio de arco de islas (Campaniense a Eoceno), b) un estadio de "umbral" ("swell") (Oligoceno a Mioceno), y c) un estadio de puente-istmo o de cordillera montatosa (Plioceno a Reciente). El presente estudio ana-liza principalmente el estadio de arco de islas. El arco de islas primitivo se constituyó, al inicio del Campaniense Superior, como un archipiélago de islas basálticas volcánicamente inactivas, definidas por fallas de salto en dirección. Las áreas de plataformas insulares creadas fueron colonizadas por biostromos de rudistas. Los sedimentos de pie de escarpe se originaron, en lo principal, a partir de caída de detrito y por avalanchas. En el Campaniense Tardío cuspidal dió inicio una fase de subsidencia que afectó a la mayor parte del archipiélago basáltico. Durante el Paleoceno y Eoceno este quedó más o menos profundamente sepultado por sedimentos hemipelágicos originados en el arco de islas andesiti-co volcánicamente activo. Este se edificó en la región que hoy ocupa Costa Rica istmica. Los bordes del arco de islas andesítico fueron sobrealimentados por ma-terial elástico originado en una intensa erosión. En consecuencia, plataformas carbonatadas sólo pudieron desarollarse en áreas restringidas siendo coloniza-das por comunidades de macroforaminiferos y algas rojas. El área 'occidental del Bajo Tempisque fué afectada por un ascenso local, permitiendo el establecimiento de una plataforma carbonatada aislada del tipo "Bahama", originando las litofa-cies que definen a la Formación Barra Honda, depositada probablemente en el Eo-ceno. Esta plataforma carbonatada alimentó, con bloques deslizados a las cuencas adyacentes. Corrientes de turbidez provenientes del arco de islas andesítico se proyectaron hacia la base de esta plataforma, siendo en parte desviadas alrede-dor de ella ("by-passing"). Datos paleovertebradológicos señalan que sólo fue posible un intercambio de faunas terrestres entre las Américas del Norte y del Sur por el archipiélago de islas basálticas del Campaniense Superior. Estas mig-raciones se vieron presumiblemente interrumpidas por disrupciones laterales transformantes que afectaron a esta cadena insular. En este contexto, debe seña-larse que la configuración geológica actual del área de Costa Rica proporciona sólo cortes paleogeográficos incompletos. Un transecto hipotético que, por una parte, enlace las regiones de Nicoya y del Bajo Tempisque y, por otra, las áreas de Quepos —Fila Costeña — Talamanca permitirla relacionar componentes originados en un mismo contexto paleogeogréfico. No obstante, una reconstrucción de este tipo requiere desplazamientos laterales NW-SE que no pueden ser ubicados ni comprobados mientras no existan datos paleomagnéticos que los sustenten.