Resumen

Durante la segunda república española, los contactos de las logias españolas del Norte de África y algunos talleres de América Latina fueron constantes. El intercambio epistolar adquirió cifras destacables con logias pertenecientes a la Gran Logia Oriental Peninsular de Yucatán, la Gran Logia “Unida Mexicana” de Veracruz o La Gran Logia de la Isla de Cuba. Dentro del marco geográfico del protectorado español de Marruecos y plazas de soberanía, destacan talleres como Perseverancia no. 70 de Larache o Hércules no. 55 de Ceuta, ambos auspiciados por la Gran Logia Española, así como algunos contactos con la Gran Logia Regional de Marruecos, perteneciente al Gran Oriente Español. Este trabajo nos aproxima a la relevancia y particularidad de estos vínculos, al establecimiento de una red internacional (transoceánica y transcontinental) de solidaridades y colaboración masónica, cuya intensidad superaba las relaciones de talleres europeos, en particular a la de la Península Ibérica.

Palabras clave: Protectorado español de Marruecos, segunda República española, relaciones internacionales, redes sociales, colonialismo.