Resumen

En 1952, exiliados y emigrados rumanos fundaron en Buenos Aires una logia, en el seno de una de las organizaciones masónicas argentinas de la época. Este grupo reunía a veteranos, personas que habían atravesado la primera guerra mundial, el entre-guerras y la segunda guerra mundial. Rumania estaba entonces en disputa entre las potencias occidentales y las orientales. El momento político era particular en el plano internacional (los inicios de la guerra fría), en el plano continental (el panamericanismo y el anticomunismo), en el plano nacional (el primer peronismo). En la masonería argentina, este contexto pareció reflejarse con la aparición de una nueva camada de logias: ¿logias de exilio? ¿logias de guerra fría? Estas notas de investigación son un primer acercamiento. Pretenden alimentar una investigación en curso para una sociología histórica de las redes masónicas atlánticas y latinoamericanas, de la guerra de 31 años a la guerra fría (1914-1960).

Palabras clave: Guerra fría, exilios, migraciones, sociabilidades, Argentina, Rumania, Armenia