Resumen

Dos interpretaciones han marcado la historiografía sobre la Ilustración española, por un lado aquella que marcaba que todo lo nuevo, vivificante y trascendente provenía del influjo francés, y por otro aquella que sostenía que la originalidad de la misma estaba dada por su componente católico. Las dos líneas de trabajo descuidaron los complejos fenómenos de apropiación e hibridación que se dieron en la Europa moderna como correlato de la circulación de ideas que tendió a intensificarse durante el siglo XVIII.


El presente trabajo intenta analizar la circulación de ideas en torno a las propuestas pedagógicas de los ilustrados españoles. La mayoría de los intelectuales españoles del siglo XVIII coincidían en la necesidad de articular redes de dialogo y comunicación entre las diferentes partes del globo, no obstante para ello debieron hacer frente a varias dificultades, la censura, la traducción y la escases de libros son solo algunas de ellas.

Palabras clave: Circulación de ideas, Ilustración, Monarquía hispánica, Educación