Resumen

Las fortalezas y problemáticas comunes de los volcanólogos en los diversos roles que desempeñan como actores para la reducción del riesgo volcánico en América Latina fue debatida en el marco del taller “PASI 2011: Volcanes de conducto abierto”, celebrado en Costa Rica, con participación de profesionales de casi todos los países de la costa pacífia del continente y Argentina, el Reino Unido, Noruega y Suecia. Se trataron gran diversidad de temas, agrupados en cinco bloques, que permitieron defiir necesidades comunes en cinco ámbitos : 1) Carencia de recursos fiancieros, humanos y técnicos en los observatorios de la región; 2) Programas de cooperación gubernamental y no gubernamental entre organismos técnicos y académicos; 3) Necesidades de coordinación regional; 4) El rol de los volcanólogos como comunicadores y su interacción con otros actores de la gestión del riesgo y 5) El aporte de las ciencias sociales y la creación de grupos multidisciplinarios en el ámbito de los observatorios volcanológicos.
La margen pacífia del continente americano es un área altamente expuesta a la actividad volcánica, incluyendo algunas de las ciudades más importantes en el continente. Sin embargo, las instituciones encargadas de la observación y el monitoreo de la actividad y las amenazas volcánicas en muchos de los países de esta región, enfrentan serias limitaciones para desempeñar su labor. Para la mayoría de países latinoamericanos, el gran número de volcanes potencialmente activos y el reducido número de volcanólogos que trabajan en su monitoreo, constituyen una de las principales limitantes. La cooperación entre observatorios con universidades y centros de investigación, ha ayudado a cubrir esta necesidad al menos de forma parcial. Trascendiendo su papel científio y técnico como expertos en ciencias físicas o naturales, los volcanólogos también se han visto involucrados en tareas que requieren el desarrollo de otras habilidades, principalmente como comunicadores de información sobre el riesgo volcánico. Esto ha llevado a incrementar la colaboración multidisciplinaria con profesionales del área de las ciencias sociales. Sin embargo, existen aún grandes retos que deberán abordarse en un futuro próximo. Los aportes de la discusión sostenida en el taller pueden constituir un punto de partida para futuros foros y acciones orientados a la reducción del riesgo asociado con la actividad volcánica

Palabras clave: observatorios volcanológicos, América Latina, roles, gestión de riesgos