Resumen

El presente trabajo estudia varios aspectos de algunos efectos geofísicos del terremoto del 22 de abril de 1991 en la Costa Atlántica de Costa Rica. Los cambios en la línea de costa al norte de Limón, asociados al levantamiento de la corteza terrestre durante el sismo, las descargas de sedimentos de los ríos de la región y las corrientes costeras asociadas, son analizados mediante imágenes LANDSAT (2 de abril de 1991) y SPOT (19 dejunio de 1991). El análisis anterior se complementa con la ayuda de datos hidrometeorológicos y trabajo de campo. En relación con el levantamiento de la corteza terrestre, la imagen SPOT muestra una zona costera de ancho variable en el litoral norte de Limón y en los alrededores de las islas Pájaros y Uvita, que no se identifica en la imagen LANDSAT antes del terremoto. El trabajo de campo confirmó que esa zona está constituida principalmente por arrecifes coralinos muertos y arena consolidada. El levantamiento ocurrido no es continuo y del orden de 40-50 cm. cerca del río La Estrella, 40 cm. en el Muelle Alemán y cerca de 2 m. en Playa Bonita. Las lluvias y caudales post-evento, fueron en general superiores a lo normal, lo que asociado a los deslizamientos ocurridos, provocaron un arrastre inusual de sedimentos en los ríos de la región. La descarga de estos ríos, en especial, en el Banano y La Estrella, presentan patrones de concentración bien definidos y permiten identificar corrientes costeras cercanas con componente principal hacia el norte, en contraste con lo que ha sido publicado en la literatura científica.