Resumen

El día 3 de julio de 1983 a las 16:13.43 (GMT) ocurrió un temblor precursor (mb- 5.1) seguido, 40 segundos después, por el temblor principal (mb- 5.7 y Ms- 6.1) que afectó a la región norte de San Isidro del General, Pérez Zeledón, en una extensión aproximada de 400 km2, donde causó daños a  pequeñas edificaciones, a la Carretera Interamericana y a los caminos vecinales. Ambos eventos telúricos poseen un foco superficial (h- 14 Km) e intensidades de grado VIII en el área mesosísmica, de ahí que afectaron fuertemente a esta región, en la cual predominan las laderas de fuerte pendiente y suelos residuales, desarrollados sobre rocas sedimentarias Terciarias y rocas ígneas Neógenas. Dada la ocurrencia del sismo precursos, la población se alertó y solo se dio una pérdida humana, aunque sí hubo cientos de damnificados, daños materiales y gran cantidad de deslizamientos. Definimos la falla Buenavista como la responsable del terremoto del mismo nombre, siendo una zona de desgarre con rumbo N12W, deslizamiento dexrtral con una componente vertical y una longitud mínima de 30 Km.