Resumen

El uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en los procesos educativos en general, y en la Universidad en particular, comienza a ser una realidad, al menos en apariencia y en infraestructura. Es cotidiano el uso de medios audiovisuales como apoyo a la tradicional lección magistral, así como la publicación de diversos materiales en diversos sitios web relacionados con la docencia. Sin embargo, un análisis más profundo de la situación quizás nos lleve a una realidad menos alentadora, donde el conjunto de los autores de contenidos didácticos no reúne todo el potencial humano que la Universidad podría ofrecer. En consecuencia el número de materiales didácticos se ve afectado negativamente, de modo que la calidad, organización y accesibilidad de los mismos es susceptible de importantes mejoras. Desde este artículo, apoyándonos en las experiencias desarrolladas en el Laboratorio de Diseños Educativos Multimedia y Teleeducación del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Salamanca, se aboga por la necesidad de superar la mera creación de elementos docentes aislados y caminar hacia el establecimiento efectivo de verdaderos espacios virtuales educativos, que deberían estar soportados por componentes educativos activos y herramientas de autor para la población de dichos espacios con contenidos de calidad. En el caso de las herramientas de autor, defendemos que las interfaces autor-herramienta han de estar pensadas para facilitar el acercamiento como autores de contenidos a un personal que no tiene por qué ser experto en informática.
Palabras clave: educación, espacio virtual educativo, herramienta de autor, software educativo