Resumen

Las agresiones sexuales afectan no sólo el honor, sino también la integridad y la dignidad como persona, por lo que, si bien se afecta la libertad de elección sexual, en un enfoque amplio y moderno, se estima que las víctimas viven esos sucesos particularmente como atentados a su privacidad, a su intimidad, a su físico y a su identidad en forma integral, sin desconocer que también afecta a quienes las rodean: familia y amigos. En el planeo corpóreo, la sexualidad como acto resulta perjudicial cuando se presenta con el aspecto de sometimiento físico o psíquico, o cuando está influida por sustancias que modifican el comportamiento. (Patitó, 2003).
Palabras clave: ofensor sexual, agresiones, abordaje psicológico