Resumen

Brasil ha vivido en las últimas una crisis de inseguridad, lo mismo que un aumento de la percepción de la inseguridad. A pesar de que la izquierda esperaba que con el retorno a la democracia el problema de inseguridad se solucionara, ello no sucedió, lo que ha hecho que esté en forma permanente en la agenda pública, revelándose el fracaso de las políticas tradicionales para controlar el crimen y la violencia. Por un lado, se desarrollaron políticas de endurecimiento del sistema penal, pero por otro en los últimos años se ha abierto paso a políticas de le den una priorización a la prevención sobre la represión. Todo ello debe llevar a nuevas iniciativas y políticas de reforma que llevan a un nuevo paradigma de seguridad. En el artículo se indican algunas de ellas.
Palabras clave: seguridad, sentimiento de inseguridad, políticas públicas, violencia, prevención