Resumen

Con respecto a la justicia penal juvenil deben tenerse que lo fundamental la prevención primaria y solamente cuando la misma ha fracasado entra en discusión la prevención segundaria y terciaria, pero respetando las características propias de la justicia penal juvenil como un Derecho Penal mínimo. Existe actualmente una propuesta legislativa de endurecimiento del Código de la Niñez y Adolescencia de Nicaragua, aumentando la sanción privativa de libertad de 6 a 15 años. Frente a ello la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, a través del Centro de Criminología y Seguridad Ciudadana, desarrolló los días 24 y 25 de agosto un seminario sobre Justicia Penal Especial, en el que se emitió una declaración con respecto a esa pretensión de endurecer la justicia penal juvenil. En la misma entre otros aspectos se indicó queel problema de la seguridad ciudadana no se resuelve aumentando las penas a los adolescentes infractores de las normas penales, sino mediante políticas, programas y proyectos sociales que generen mayores oportunidades para todos y todas, ya que la mejor política criminal son las políticas sociales, por ejemplo permitiendo el acceso a mayores oportunidades de educación, deportes y empleo, lo mismo que procurando en relación con ello el rescate de los espacios públicos.
Palabras clave: justicia penal juvenil, política criminal, prevención primaria, prevención secundaria y terciaria, política social