Resumen

En veintiocho capítulos y doscientos cincuenta y tres páginas, Hernán F.lizondo Arce ofrece una quemante visión de Guanacaste, su provincia natal. La obra tiene, fundamentalmente, el mérito de incorporar a la literatura nacional un panorama casi exhaustivo de la vida en aquella región.

Memorias de un pobre diablo es una protesta vehemente contra las injusticias sociales que durante tanto tiempo ha padecido la masa guanacasteca: el latifundio, el cacicazgo, el desamparo oficial, la politiquería, el analfabetismo, la insalubridad.

Palabras clave: novela, literatura nacional, realidad social, Guanacaste, injusticia social