Resumen

En una señorial y marmoria casa del paseo del Prado habanero, durante la última y calurosa semana de junio del 2017, se reunió un nutrido grupo de investigadores con el loable fin de debatir y, con suerte, llegar a algunas conclusiones, sobre el papel de los masones y sus logias en la siempre convulsa historia americana y española.


En las actividades de este acto académico se contó con la participación de 86 personas. De estas de 47 fueron en calidad de ponentes, 27 extranjeros y 18 cubanos. Además asistieron 42 “participantes” 33 nacionales y 9 extranjeros. Entre todos los concurrentes hubo personas de países tan diversos como: España, Costa Rica, Canadá, Italia, Reino Unido, Francia, Colombia, Estados Unidos, Ecuador, México, Chile, El Salvador, Suiza y Argentina.


Aún queda mucho por hacer en el estudio de la masonería cubana y latinoamericana, la reunión de La Habana fue un escalón en el proceso de justipreciar, sin excesos de ningún signo, el papel de la masonería en la historia de los pueblos Iberoamericanos.