Resumen

La educación superior y la educación básica tienen el compromiso de enseñar los valores comunes de la sociedad, los cuales constituyen el vínculo que regula su convivencia, incidiendo en la calidad de vida de las personas. Uno de esos valores, la solidaridad, está llamado a potenciar la naturaleza del ser humano como sistema inteligente que es, favoreciendo el entorno hasta llegar a ser decisivo en la coexistencia humana, por ello es conveniente y relevante desde la pedagogía examinar cómo se evidencia dicho concepto desde el currículo por parte de los docentes de una institución reconocida por su perfil en el trabajo de la cooperación. La investigación se desarrolla en la Universidad Cooperativa de Colombia, por parte de la Facultad de Educación en el Programa de Comunicación Social entendiendo que el profesional de esta disciplina está formado en generar mensajes que conduzcan a la interacción social dentro de la esfera público privada. El estudio tiene como objetivos determinar en los contenidos de los currículos institucionales en Comunicación Social, la presencia, características, manejo y las relaciones del concepto de solidaridad; el mismo, se realizó bajo un paradigma interpretativo, siguiendo la lógica de lo cualitativo y utilizando la metodología de análisis de contenido. En el estudio participaron 135 estudiantes, y cuatro docentes del área, se utilizaron como instrumentos una encuesta, y una entrevista. Como principal resultado, la investigación permitió evidenciar que el concepto de solidaridad sí está presente en la construcción de los currículos analizados, pero no como un elemento sustancial de un proyecto institucional; para los docentes, la solidaridad más que aprehendida es asimilada dentro de los escenarios prácticos y para los estudiantes no hay una presencia fuerte de este valor bajo las características propias del ser solidario. Se recomienda que el término solidaridad debe estar presente de manera precisa en los microcurrículos, como parte del perfil solidario de la institución. En el área de la Comunicación Social, se evidenció que es necesaria la solidaridad desde la reciprocidad en la transmisión de mensajes, en la elaboración de trabajos con la comunidad a partir de la interacción y desde las miradas que superan los conceptos de emisores y receptores por sujetos sociales. Por ello relacionar la comunicación con la pedagogía en la enseñanza de valores debe ser una interacción disciplinaria, dado que ambas constituyen acción colectiva.