Resumen

El presente trabajo permite ver la brecha que existe entre los estudiantes y docentes, en cuanto al uso y manejo de las tecnologías de la información y comunicación en el proceso de enseñanza aprendizaje. Se realizó una investigación cuantitativa de tipo descriptivo-interpretativo y analítico ex-post-facto y se presentan datos obtenidos mediante la aplicación de un cuestionario; basado en investigaciones previas las cuales abarcan las áreas de manejo de equipos, software de escritorio e internet especializado en educación e investigación; se lo aplicó a 133 docentes y 906 estudiantes de dos universidades del Ecuador, una de Quito y otra de Guayaquil. Se pudo observar que el alumnado usa mayormente la tecnología basada en el Internet, sin que esto signifique que lo hacen con fines académicos (muchas veces para recreación); sin embargo, los docentes aprovechan o le dan mayor utilidad a las herramientas tradicionales en las actividades académicas como las PC, proyectores y demás. Podemos concluir que en el uso de la tecnología básica la brecha es pequeña en estos dos grupos, pues los docentes están en constante capacitación en tecnología, principalmente porque las IES buscan la mejora continua en su calidad educativa, además existen políticas y leyes del Estado Ecuatoriano que permiten la evaluación constante de las Universidades en buscan de la calidad académica y mejora del proceso de generación del conocimiento para la obtención de una acreditación Universitaria y en varios de los indicadores de esta evaluación apunta al uso de la tecnología. Se recomienda canalizar el apropiado uso de las tecnologías de vanguardia que realizan los estudiantes para que sea con fines académicos y no de ocio; partiendo de correctas políticas tecnológicas que deben incorporar los docentes en el proceso de enseñanza aprendizaje y esto solo se puede realizar una vez reducida la brecha tecnológica entre docentes y estudiantes.