Resumen

En Costa Rica, la informática dejó de ser una “nueva tecnología” para ser parte cotidiana de la vida de docentes y estudiantes. Sin embargo, el valor y tipo de uso de las computadoras y otros componentes de la informática en la enseñanza-aprendizaje aún son sujeto de debate entre los teóricos de la educación. La discusión se centra en un aspecto teórico y otro práctico. El teórico: ¿debe enseñarse cómo funciona la computadora o debe enseñarse simplemente a usarla? El práctico: ¿conviene usar la informática durante las lecciones, o sólo como un complemento extra-clase? Tras consultar a 231 mujeres y hombres dedicados a la enseñanza primaria y secundaria en toda Costa Rica, se encontró que la mayoría está a favor de cómo enseñar a usar la computadora (más que cómo funciona), tanto en el aula como fuera de ella. Sin embargo, en la vida real usan la informática más en actividades administrativas que educativas, y no han aprovechado el verdadero potencial de la tecnología de la información y comunicación (TIC) en educación, por lo cual no han cosechado los logros que se esperan de su uso. Es urgente entonces un giro radical en la forma en que se apoya al personal docente y en cómo se emplean realmente las computadoras en la educación primaria y secundaria de Costa Rica.
Palabras clave: costa rica, uso de computadoras, escuela, teoría, práctica