Resumen

En este artículo se procede a revisar aspectos teóricos relativos al léxico como sistema y la palabra como elemento lingüístico que conforma una red de relaciones, todo ello como punto de partida para la enseñanza del léxico con una sustentación que aprovecha los aportes de la lingüística aplicada. El conocimiento de la lengua y el desarrollo del léxico requieren de un proceso sistemático por lo cual, para fines educativos, el dato de entrada debe ser dosificado, organizado y sistematizado. Para lograr esta planificación se debe partir de pautas referenciales (léxicos básicos y disponibles: lo que los sujetos conocen y usan) y no de modelos ideales. El objetivo consiste en lograr una comprensión muy vasta y una producción comprensiva adecuada a los diferentes tipos de texto. En este sentido, se conceptualiza la riqueza léxica como la selección adecuada o la posibilidad de actualizar lo conocido de manera pertinente al entorno verbal y a los contextos situacionales y temáticos del acto discursivo.
Palabras clave: desarrollo léxico, lingüística aplicada, lengua materna