Resumen

El presente trabajo es un estudio piloto llevado a cabo con una muestra de estudiantes costarricenses, que se encuentran entre sexto y octavo año, que pretende medir las conductas agresivas que se presentan en esa población. Generalmente ubicamos estas conductas fuera del contexto escolar, sin embargo, es un hecho que se vive en nuestras aulas con más frecuencia de la que imaginamos, situación que se está tornando preocupante y a la que debe prestarse atención. Los datos obtenidos en la muestra nos indican porcentajes de conductas agresivas en este grupo comparables con la media europea, situación que no debe escapar a la atención de las personas encargadas de disciplinar y orientar a esa población.