Resumen

La didáctica de la ortografía no es un problema nuevo para un docente de lengua. ¿Nuestra ortografía es difícil? ¿Se enseña mal o se aprende mal? Debemos impulsar un cambio que demuestre que el problema no se resuelve con dogmatismos o afirmaciones arbitrarias que desorientan a los alumnos y a los usuarios en general. Nos afiliamos a la tesis de que la enseñanza de la ortografía debe concretarse a la luz de la lingüística del texto, porque es el texto donde se manifiesta la ortografía. trabajar con situaciones verdadera de recepción y producción escritas brindará a los estudiantes el panorama de las potencialidades lingüísticas. La lengua escrita constituye un sistema de comunicación. En consecuencia, en clase debemos darle un tratamiento especial. Destacamos: la ortografía es un sistema de normas de una época; asegura la uniformidad de la escritura; utiliza sustancia gráfica; determina el uso de los grafemas, de la puntuación, del tilde y del relieve; implica una elección regulada por la lengua escrita; brinda información semántica; tiene naturaleza morfosintáctica, léxica fonemática y pragmática; puede mostrar la relación recíproca entre oralidad y escritura. El desafío docente es buscar el camino para descubrir la riqueza de la lengua escrita.