Resumen

Los retos o desafíos que enfrenta el maestro y la maestra en la acción educativa son múltiples, complejos, diversos y singulares y están guiados por esperanzador del reencuentro en el pensamiento creador y profundamente ético que ha orientado por siempre el acto educativo. Niños, niñas y jóvenes necesitan maestras y maestros emprendedores que luchen cotidianamente por alcanzar sus sueños y que abran espacios para escuchar, para ser escuchados y para plantearse siguientes retos en la labor educativa:  tener el coraje de ser uno mismo o una misma. Reflexionar sobre su práctica educativa. Asumir la complejidad sustantiva del acto educativo. Poseer profundos conocimientos de las disciplinas. Fortalecer el pensar. Respetar y confiar en cada estudiante como persona y propiciar una educación basada en la equidad de género.  Los maestros y las muestras tienden puentes para unir a hombres y a mujeres y el amor y la comprensión sellarán para siempre esta alianza, en una sociedad democrática, justa con oportunidades equitativas para todos y para todas.